Language
EspañolEnglish
Buscar
Products marked with an asterisk (*) are not available in the US market

Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria (IU) es la pérdida involuntaria de orina. Puede llegar a ser un problema muy embarazoso y llegar a tener un profundo impacto en la calidad de vida de las personas. La continencia y la micción se basan en un equilibrio entre el cierre uretral y la actividad de la vejiga (por medio del músculo detrusor). La presión uretral normalmente excede la presión de la vejiga, con lo que el cuerpo es capaz de contener la orina dentro de la vejiga.


La uretra y la vejiga se sitúan en la pelvis. La zona intra abdominal incrementa su presión (al estornudar o toser, por ejemplo) y ésta se transmite a la uretra y a la vejiga por igual, por lo que, si la uretra hace más presión que la vejiga, el cuerpo retiene la orina. Una micción normal es el resultado de la contracción de la vejiga (por la fuerza del músculo detrusor) y de la disminución de la presión en la uretra, que permite que la orina salga al exterior.


La incontinencia tiene lugar cuando el aumento de la presión intra abdominal se transmite sólo a la vejiga y no a la uretra. Esto suele suceder cuando los músculos del suelo pélvico no sujetan de un modo correcto la uretra.

 

Incontinencia femenina

Aproximadamente 200 millones de personas sufren de incontinencia urinaria. Se estima que entre el 75 y 80% son mujeres.

Las mujeres son entre cuatro y cinco veces más propensas que los hombres a tener problemas de incontinencia urinaria, en gran parte debido al trauma que el cuerpo experimenta durante el embarazo y el parto. De hecho, las decisiones tomadas durante el embarazo y el parto pueden afectar la función de la vejiga y la pelvis en el futuro.

 

Incontinencia masculina

Los hombres pueden limitar el riesgo de desarrollar incontinencia urinaria mediante la reducción del consumo de cafeína y alcohol, manteniendo su peso, no fumando, evitando el estreñimiento y Haciendo los ejercicios de Kegel para mejorar la actividad a nivel de los músculos de la vejiga.

Neomedic le ofrece la única solución reajustable, para que no tenga que volver a pasar por un quirófano. Simplemente, reajustando la presión de la malla podemos asegurar la continencia que garantizan el fin de la incontinencia a la vez que adaptando las soluciones a las necesidades y características de cada paciente.